Espai mares i pares

Inici / Espai mares i pares / O navegamos juntos o nos hundimos juntos

O navegamos juntos o nos hundimos juntos

Cuando la industria aplicó el taylorismo al empezar el siglo XX en las fábricas Ford...

Y se instalaron las primeras cadenas de montaje.

...Pensaron que la escuela moderna también debía ser una línea de profesores que introdujera contenidos –matemáticas, lengua, historia... – en cada alumno.

Para formar a otro operario en la cadena.

Pero, con los años, las empresas descubrieron que ese tipo de trabajo era menos productivo que los equipos bien motivados. Fueron esos equipos los que crearon los robots que hoy hacen el trabajo que antes condenaba a la rutina a los obreros de esas líneas.

Todos cooperaron y todos ganaron.

Pero, en cambio, nuestra educación aún sigue anclada en el anticuado modelo de cadena de montaje. Hay que aplicarle lo que las empresas ya han aprendido y es que cuando colaboramos en equipo obtenemos mejores resultados.

Més informació