Espai mares i pares

Inici / Espai mares i pares / La clave siempre está en las familias

La clave siempre está en las familias

Si los padres tercerizan la educación y las responsabilidades en las escuelas tendremos una infancia en deuda. Siempre les digo a los papás y me lo repito a mí misma:

«Lo importante es  valorar a nuestros hijos por lo que son, y no por lo que nosotros queremos que ellos sean»

La educación no es una actividad estática y responsabilidad de un solo grupo social, los padres tienen el derechos de que el estado les reconozca una primacía en materia de educación de sus hijos. Conderechos hay obligación, por lo tanto, los padres tienen la obligación de  Educar a sus hijos de manera responsable y de no ignorarlos. La otra obligación que no debe faltar es la de comprometerse a ser aliados de la escuela para la educación de sus hijos.

Todos los días cuando nos levantamos en la mayoría de los casos, les decimos a nuestros hijos que se vistan o los vestimos, los llevamos al colegio y ya está –mi función de padre educando ya está–. Se supone que es labor del colegio la educación de nuestros hijos, ¿de verdad esto es así?

Construir una educación es un trabajo doméstico que se inicia en nuestras casas. Las principales víctimas de la desorientación que tenemos los adultos se gesta en el trato afectivo que la sociedad le brinda a los «extremos» de sus integrantes; ya sea a niños; ya sea a adultos mayores.

Més informació